Se ha producido un error en este gadget.

miércoles, 22 de agosto de 2012

Las damas

Estos son cuadros super fáciles y muy adecuados para colocar en cualquier sitio. Tan sólo es cuestión de paciencia. También os digo que es una manualidad más cara de lo normal.

Necesitamos

- Pinturas acrílicas
- Pinceles de distintos tamaños
- Base de cuadro (el tamaño de los que yo hice es de 30 - 40)
- Barniz de agua
- Papel cebolla
- Papeles para hacer la ropa
- cola blanca
- cristales
- purpurina plateada
- masilla

* El coste aproximado de un sólo cuadro son unos 30 euros. Por supuesto podéis ser creativos para gastar lo menos posible reutilizando materiales que ya teníais

Empezamos


1. Lo primero es hacer el dibujo en la base del cuadro (estos cuadros estan pensados para hacerlos con relieve pero para abaratar costes, en ved de comprar la maqueta hecha y pegarla encima de la base yo lo dibuje directamente) si no se os da bien dibujar podéis usar una fotocopia del dibujo en grande y calcarla con papel de calco negro o amarillo.

2. En segundo lugar debéis pintar el fondo y la señorita con las pinturas acrílicas. Os va a pasar que hay colores que se solapan, por ejemplo: el pelo negro de la chica se junta con el fondo negro del cuadro, para que se pueda apreciar la diferencia yo añadí masilla en el pelo de la chica, lo que le da volumen y algo de forma, ya que se puede peinar o moldear al gusto. En el otro cuadro, yo añadí la masilla en el fondo bajero, es decir la parte negra con rayas grises.

3. Una vez todo esta seco, pasamos a hacer la falda o el vestido. En el papel cebolla calcais el dibujo de vuestro cuadro y recortais las piezas para luego reproducirlas en el papel que imita la tela de la ropa. Yo sobrepuse el trozo recortado del papel cebolla sobre el papel que imita la tela y lo marqué con un lápiz y recorté.

4. Una vez hecho esto solo queda pegarlo con la cola blanca; extenderla bien con un pincel para que cubra toda la zona.

5. Finalmente añadimos la purpurina. Para ello hechar abundante cola blanca en las zonas donde queráis que se quede pegado y esperar un rato a que seque. Después debéis "sacudir" el cuadro y quitar con cuidado la purpurina que sobre (si lo sacudis sobre un papel lo podéis meter de nuevo en el bote y aprovechar)

6. Finalmente pintamos, si lo deseamos, el marco y añadimos el barniz. En el cuadro de la "señorita sentada" yo utilicé un barniz viejo que tenía en casa y casi estropeo el cuadro porque no era el barniz adecuado para hechar en el papel que hace de tela; por lo que si os recomiendo el uso de un barniz de agua para no estropear el trabajo final.

7. Una vez que os aseguréis que el barniz está seco ya podéis pegar los cristales con cola blanca y ¡Voila! ahí tenéis un hermoso cuadro para cualquier parte de la casa.




No hay comentarios:

Publicar un comentario